Cuaderno 17

(Invierno – Primavera del 99)

LECTURAS

Rimas y leyendas de G. A. Becquer.  Becquer no era idiota ni Machado un ganapan, que razón tiene esta letra de un tema de los Gabinete Caligari. Teníamos un ejemplar viejo de esta obra arrumbado en un rincón, y me hecho amo suyo y señor después de leerlo, pues ha sido otro descubrimiento.

En su lírica poética hay mucha sabiduría, mucho contenido, hay detalles muy significativos sobre su psicología, sobre su mundo interno, que la hace de interés muy actual. El eje central sobre el que gira la obra es la de los anhelos y dificultades del amor que es el tema romántico por excelencia.

Las leyendas tienen también plenamente este toque romántico,  visible así mismo en las temáticas del costumbrismo medieval y lo gótico. En las Cartas desde mi celda hay detalles costumbristas e intimistas donde se interesa por la intrahistoria de la España rural, acaso la más verdadera. Huérfano de niño tantea en sus escritos este misterio de la vida desde una perspectiva muy de la época.

(…) 25

En el mar de la duda en que bogo

ni aún sé lo que creo;

sin embargo éstas ansias me dicen

que yo llevo algo

divino aquí dentro.

41

Mi vida es un erial

flor que toco se deshoja:

que en mi camino fatal

alguien va sembrando el mal

para que yo lo recoja.

Gárgoris y Habidis de F. Sánchez Dragó. Me he hecho con un ejemplar de esta obra adquirido en una librería de viejo de segunda mano.

No hay duda, su autor tiene gran vitalidad. Me gusta su forma de escribir de resfilón, los conceptos se cogen, cuando se cogen así. No le gusta ser muy explícito y utiliza un léxico muy variado lleno de casticismos mezclados con extranjerismos actuales, todo muy impresionista. A veces puede parecer puro malabarismo verbal, o resultar algo pedantesco y en exceso sobrecargado pero la riqueza de la expresión y las ideas que de vez en cuando deja asomar lo hacen de esta lectura algo estimulante.

El contenido está derivado de su muy particular visión que con valentía testimonial expone y que por tanto es muy discutible, pero no cabe duda que su obra es cuando menos original de la historia española enfocada desde una perspectiva heterodoxa que se sale de las convenciones consensuadas. No tiene ni la aridez de la historia estrica ni el puro capricho que puede haber en la ficción.

En mi opinión si algo se puede objetar a su visión es que olvida el componente evolutivo, las identidades son cambiantes, veo exceso de anquilosamiento, y a veces comulga con ruedas de molino. Pero está bien este recordatorio acerca del poder que tiene el hombre dentro en tiempos en que se busca tanto fuera.

Los Cuatro Cuartetos de T. S. Elliot. T. S. Elliot es el autor de un poema fundamental sobre la desolación contemporánea, La tierra baldía. En esta obra aparece una visión sombría sobre la modernidad como en tantas otras que se han escrito después. En su etapa más madura escribió Los Cuatro Cuartetos en los que formuló su respuesta ante la problemática que subyacía en sus escritos, la neurosis del hombre contemporáneo.

Este trabajo poético está escrito en la línea de la poesía devocional inglesa del siglo XVIII, en la que uno de sus máximos exponentes es Los sonetos sacros de J. Donne. Comienza con dos citas de Heráclito, filósofo griego que me resulta atractivo por su idea de la vida como flujo (según Markale en onda parecida a la cosmovisión de los druidas):

Aunque la razón es común a todos la mayoría vive como si tuviera un pensamiento propio.

El camino que sube y que baja son uno y el mismo.

En el primero expresa a través de Heráclito la necesidad de abandonar el pensamiento propio por la razón común a todos y en el segundo se formula lo ilusorio de nuestras pretensiones, pues son subjetivas.  Ambos cuestionan la percepción y el criterio propio, el yo. Mediante razonamientos paradójicos desarticula la confianza del lector en sus razones, quedando un vacío que sólo puede llenar la fe.

En el primer cuarteto se induce a tomar conciencia sobre el autoengaño. En el segundo se expone cual es nuestra verdadera situación. En el tercero predica abandonar toda búsqueda por subjetiva e ilusoria (Pound lo había llamado zarigüeya, que es lo que se hace el muerto ante un acoso). La cuarta parte es la purgación por la contradicción. Aquí aparecen sus anhelos de unidad:

Aprisa, aquí, ahora, siempre…

Estado de perfecta sencillez

(que cuesta todo, nada menos)

y todo acabará bien y las cosas

todas se arreglaran cuando las lenguas

de llama se entrelacen

en el coronado nudo de fuego

y sean la rosa y el fuego uno.

Así acaba el poema, de manera tan explícita. Aunque reconozco una dificultad inicial, una dureza de penetración pues sólo algunas estrofas me parecían inteligibles, la explicación del prologuista E. Pujals lo hacen coherente. Otra cosa es compartir sus ideas que eso ya cae más en la esfera de lo personal. Para unos una maravilla de poema, para otros la constatación de la pérdida de su genio poético. Para Cernuda este dubitativo era un puritano. A mí me han gustado estrofas como esta:

(…) No me hable nadie

del saber de los viejos,

sino de su demencia, su temor

a la posesión, a pertenecer

al otro, o a otros, o a Dios.

El único saber al que podemos

aspirar es a la humildad, que es infinita

todas las casas yacen bajo el mar

los que bailan yacen bajo el cerro

Tras – os – Montes. Un viaje portugués de Julio Llamazares. Libro de viajes escrito por Llamazares en la línea un poco de los de Cela (autor que le influyó al comienzo de su andadura literaria pero del que luego se distanció), espontaneidad, sencillez, voyeurismo… El viajero se inmiscuye pero no demasiado, conservando su pasaporte de extranjería. Me recuerda también al Hamsun de Hambre, donde aparece también un protagonista juguetón y experimentador. Interesantes sus pesquisas apasionadas como las que le llevan a la casa natal  de Miguel Torga, el escritor aquél que escribió:

Llego, enciendo la chimenea, me acomodo en el sofá y me paso horas interminables mirando en silencio las llamas, inmerso en una bruma de sentimientos a los que no consigo dar voz. Es aquí donde siento con más crudeza que nunca he de tener expresión a la altura de mi alma.

O aquello otro, con que Llamazares encabeza este trabajo:

  • Viene usted aquí a inspirarse
  • No. Vengo a recibir órdenes
  • ¿De quién?
  • De mis antepasados

Tras – os – Montes lugar con humus donde nutrirse de misterios.

Un maestro de Alemania. Martin Heidegger y su tiempo de Rudiger Safranski. Libro que he leído-hojeado pues no me ha atrapado demasiado. Mucha terminología filosófica para iniciados. Así que mi juicio es un poco el de un lego en la materia.

He encontrado cosas de interés, como la fluidificación, vía Heráclito y Dilthey, que desea para la vida y su adhesión al vitalismo nietzscheano. Otros polos de atracción son la oposición a la cosificación como despojo teórico de las vivencias (ser en la realización, ser-ahí, no ser como objeto) y conceptos expuestos como estados de ánimo en Ser y tiempo tales como comprender, caída, arrojados, cuidado y desasimiento.

Se habla también en éste libro del deseo de éste pensador de transparentar, vivir el movimiento sin distancias, desenmacarando las monomanías religiosas: la filosofía ante todo ha de inyectar espanto sin morada (valor para la angustia), instalándose en la nada, y de espaldas a la cultura.

Este señorón con ínfulas propugnaba parece un pensamiento fuerte, su batacazo con Hitler, una cura de humildad.  También es cierto que el autor de la biografía me ha parecido un marmolillo de lo políticamente correcto, así que seré cuidadoso en mi valoración de éste filósofo.

Naufragios de A. N. Cabeza de Vaca.

…porque toda esta gente de indios son grandes amigos de novelas y muy mentirosos, mayormente donde pretenden algún interés.

Así se expresa Cabeza de Vaca en su relato acerca de los indios en  el impresionante viaje descubridor que efectuó desde Florida hasta México cruzando el Río Misissipi. Menudo testimonio de lucha por la supervivencia, de arrojo y de fortaleza de espíritu. Qué increíbles aventuras, eso sí que es psicodelia.

Narra costumbres  de éstos pieles rojas de Norteamérica sin privarlos de su dimensión humana y dignos aunque descritos como desprovistos de razón, antojadizos, supersticiosos y emotivos. En la segunda parte del relato los españoles eran tenidos por hijos del sol y tratados como a semidioses capaces de curar santiguando y soplando. Increíble viaje.

Caballos desbocados de Y. Mishima. Yukio como energúmeno de la belleza y la pureza o el arte del exceso: saber y no actuar es no saber. Honda, el racional busca otro camino, otra forma de estar y entender el mundo a raíz de los acontecimientos. El Japón de ayer y hoy.

Defensores de la madre tierra de E. K. Flager. Relaciones interétnicas de los españoles y los indios de Nuevo México, nuestro oeste particular, quizás más espiritual que el anglosajón. Libro adquirido a buen precio en una librería de viejo.

Campos de Castilla de Antonio Machado. Un libro amigo de los sentidos, aromático, gustoso y pictórico, de uno de mis poetas preferidos. Los proverbios son muy atinados, aunque alguno no es de fácil interpretación.

La prueba del Laberinto de Sánchez Dragó. Otro libro testimonial de éste autor, lo que para mí no es un desmérito sino todo lo contrario. En él se expresa con espontaneidad, gracejo y chulería en su quijotesca empresa de la búsqueda interior que lo llevará a los más lejanos territorios de la geografía y el alma.. Un hombre en contra del sistema, contradictorio, exagerado, divertido y juguetón… Un niño grande, un artista.

Yeti de R. Messner. Un curioso libro del popular montañero y aventurero tirolés. ¿Qué hay detrás del mito del yeti?. ¿A quien se le ocurre preguntar eso? A otro niño grande. Shaefer ya dijo que era un oso. Cualquiera sospecha que se trata de fantasías de gente primitiva. Pero el quiere aclarar más las cosas e interpretar el mito, si bien lo hace con estilo algo enmarañado. El es el Yeti y quiere reformular su propio mito (je, je).

Uskar es la nueva revista histórica y cultural de mi comarca de nacimienrto, un primo me ha traído los dos primeros números y la impresión general es muy buena. Es muy decente y digna. Se ve que han tomado nota de la vecina revista Velezana. El diseño es correcto, las fotografías de época muy buenas algunas. Los artículos de interés, sin exceso de erudición, al alcance de cualquiera.

Ya ha hecho algo en cultura el alcalde, el Pipirranas, cosa que hacía falta. Algún autor escribe algún artículo algo candoroso en algún matiz, pero en fin que las críticas están demás ante ésta tan estimulante iniciativa.

Este hombre, Barberán, es una enciclopedia de saberes, sobre todo según veo de genealogía, aunque no faltan de otro tipo. Toponimias, leyendas, anécdotas… suerte que tengamos a alguien así, tan atraído por las cosas de su tierra.  Hay veces que se le escapan algunos detalles propios de su casta o generación, pero no desmerece la apreciación general. Un hombre que trabaja por la reconciliación tras los últimos avatares históricos desde la guerra.

Y el hecho de que se imprima allí mismo le añade valor a esta publicación que esperamos no sea de vida efímera.

Las fuentes

Camino de las fuentes

evocaba otros pasos

de aquellos que nos precedieron.

Si es la gnosis,

si es un fugaz recuerdo

para qué quiero saberlo.

VISTO, OIDO, PENSADO

Los escritores son unos vanidosos y unos soberbios. (Abel Posse)

El nacionalismo es como un peo que sólo lo disfruta quien se lo tira (Josep Plá)

Estilos comunitarios o de relación humana en pugna: jerárquicos, individualistas, comunitarios y eclécticos (que se aislan). Según la antropóloga Mary Doglas.

Una tribu ultraprimitiva actual los Koroweil (oído corogüeil). Viven en la edad de Piedra en Nueva Guinea, caníbales.

Encontré a fulanita y me dijo: Yo ya no sé que darles a mis niños pues están hartos de todo… Por la virgen que nos conocemos y sabemos lo que han pasao…

Pan Bimbo Semilla de Oro, un anuncio extraordinario. Dos ejecutivos curtidos se explican como prepararse el bocata.

Llama un tío a un programa de radio y pregunta: Que si sabe alguien donde me he dejado un bocata de jamón que me lo ha hecho mi madre muy bueno, para ir a la capital. Todavía queda gente genial.

Ponte un logotipo en el culo y tendrás fácil acceso al cajero automático.

Difícil elección, un buen film británico. Un solterón tímido empleado de correos adopta a un chico difícil.

Willflowers de Diane Keaton, peli interesante, una P. Arquette maravillosa.

Miguel Hernández quería ser de mayor perito en lunas. Yo quiero ser también perito, pero en estrategias humanas de adaptación al medio ambiente y los misterios.

Botines negros, medias de algodón negras, vestido de lana con franjas irregulares horizontales de colores blanco y negro, pendientes largos colgantes y cabello medianamente corto, armónico. Lee Café de los artistas de Cela. Viene a acompañar a su pareja hospitalizada.

A propósito de Mientras agonizo de Faulkner: el hombre que trasciende sus miserias prevalece. Algo parecido le oí a mi padre.

Un deber de los supervivientes, conservar la memoria de los que no lo hicieron.

Por eso librénme de la ciudad y sus inquietudes

que yo me voy a mi campo y mis legumbres

Mi tío, habla como Voltaire en su Cándido.

El peligro romántico

Creo que fue Thomas Man quien ya denunciara el peligro de la irresponsabilidad del romanticismo, del que por cierto me gustaría leer su Montaña Mágica. No estoy de acuerdo con Cela cuando habla de los líricos pusilánimes, el romanticismo siempre me ha parecido una propuesta válida, típica de la civilización europea, pero ya lo decía el sabio, la virtud está en el punto medio. Los excesos hay que reconducirlos con cierto pragmatismo y realismo. Ojo con la ingenuidad y el candor culpable.

Los hippies fueron los últimos románticos, y en ese movimiento algo hubo de esos excesos. El diálogo entre los extremos proporciona materia fértil, que aislados son improductivos.

Sueño

A la salida de La Normal los gitanos me han cambiado de sitio la bicicleta. Se han corroborado mis temores. Subo con ella a la Facultad de Cartuja (letras). Aparco sin cuidado. Allí en la facultad. Me meto en el ascensor para subir al aparcamiento, pero estoy en la facultad de Ciencias. Le doy al boton de subida pero el ascensor baja. Entro en la sección de química donde encuentro a un alpinista conocido.

Le digo a un profesor de química: tiene que haber más luz  pues ya hay bastante oscuridad, el me sonríe con complicidad. Luego tengo dificultades para encontrar la bicicleta.

Los Panikker  

Raimundo Panikker en su charla con Dragó en el programa Negro sobre Blanco señala tres grandes lacras que nos afligen: la publicidad que es competitividad y guerra, la guerra misma y el turismo. Y añade otras cosas de interés como:

 Este tiempo es intrínsecamente perverso y no ha sido siempre así. El nazismo fue muy malo, pero no ha sido lo peor en este siglo. Hitler hace un poco de chivo expiatorioUn gran problema es la pérdida de idiomas y dialectos, el empobrecimiento cultural. La democracia no es lo máximo, ¿o lo es acaso la cantidad?. Siento simpatía por Heidegger pero acaso le perdió algo su afán de explicarlo todo. Hace falta humildad. La razón ha llevado a Occidente a un callejón. Somos responsables del 75% de las enfermedades que nos aquejan.

En una  entrevista que le hace Balbín al otro hermano, Salvador Panikker, también filósofo y escrito, este pone verde al otro, tachándolo de soberbio y dogmático: alguien que se pierde cada vez más así mismo. Y a quien acusa de haberse convertido en vedette internacional. Salvador se define como retroprogresivo, cree en las dos cosas en el progreso social y en la vuelta a las fuentes. Cosa de interés. Con todo me identifico más con su hermano a pesar de su aire de santón.

En una noticia aparecida en un periódico catalán leo que los dos hermanos se han reconciliado.

La Charca

Es por las tardes,

aunque uno no quiera

se cuela, se cuela

y al final terminamos

todos nadando

entre las inmundicias.

Estereotipos étnicos

Los chistes, a menudo ramplones y de una vulgaridad infinita dicen sin embargo mucho sobre la mentalidad popular, sobre los conflictos sociales. Aquí unas muestras, cosas que he oído:

Se casa un vasco con una andaluza y le ponen a su primera hija de nombre Rocío. Conocidos vascos le preguntan al matrimonio que porqué le han puesto ese nombre. Respuesta: ¿Qué queréis que le pongamos Exkartxá?…

¿Porqué tienen tanta mala leche los vascos? Porque las vascas son muy feas…

A los vascos les sobran narices…

Más sobre etnicidad de andar por casa. Entra un hombre al estanco y hay mucha gente esperando mientras la dependienta, algo parsimoniosa, pega sellos a unos sobres y habla con otra mujer. El hombre exclama: Vaya, dos mujeres hablando, y añade: los catalanes nos llevan cuarenta años de diferencia. Los catalanes no son machistas, responde una clienta, allí mandan más las mujeres y les va mejor.

¿Que les queda de prestigio a los rusos? La ensaladilla.

Pavarotti

Pavarotti es como le llamo a mi canario. Menudo pájaro, Vaya pájaro, son expresiones que denotan ser listo. Sí, es de movimientos rápidos y ágiles pero por tanto también irreflexivo como tantos de este país. Le pongo comida de toda, la jaula la tiene bien limpia y espaciosa, pues bien me lo pone todo perdido, no me da ni las gracias, ni siquiera un gorgorito con dedicatoria clara. Pero debe de tener su corazoncito. Es un canario con factor de color, con tonos anaranjados en su plumaje, por tanto supongo que es producto de un cruce con el cardenalillo venezolano. Este color es uno de mis preferidos y su plumaje tan flexible y adaptable asombra. Pero eso sí canta que es un primor. Su canto alegra la casa y total para lo que come y gasta. Todo el mundo debería tener un canario.

Violencia

En cierta ocasión, en mi pueblo, uno de los guardas de la Dehesa del Pinar dió muerte a uno de los esparteros, éste fue mandado a la cárcel pero por influencias del señorito fue rápidamente puesto en libertad.

Famoso fue otro suceso ocurrido por allí, en el Campo de la Puebla. En un cortijo la dueña se acostó con un criado. El marido los descubrió y aquellos le dieron muerte a este. Estos fueron paseados en carro por el pueblo para escarnio público y ajusticiados.

En otra ocasión alguien se choteaba delante de alguien a quien se supone le estaba poniendo los cuernos. Un día la supuesta víctima del engaño lo mató a navajazos.

En Granada a un vendedor le quitaron la representación del producto que vendía. A mí tú no me quitas el pan de mis hijos, le dijo al proveedor. Y añadió, te voy a matar. Espera que voy antes a arreglarme, le dijo el proveedor. Allí su criada le oía cantar: la felicidad, ja, ja, ja. Luego el hombre se arregló y entonces llegó el otro y lo mató. Un suceso significativo que habla de las condiciones sociales y las entretelas de este país en cierta época.

También se hizo célebre por estos andurriales un guardia civil por su estilo cruel…

La revolución informática

El futuro ya está aquí. Ni entrevistas de trabajo ni leches. Te dicen que escribas algo a mano alzada los psicólogos y con esa muestra averiguan si un trabajo va a ser compatible contigo o no y es que los tiempos adelantan que es una barbaridad.

Dragó apunta a la denominación americana cocoon (algo así como encapullarse) de ese encerrarse delante de un ordenador, y aunque reconoce haberse comprado uno, dice acercarse a él con red y tridente. Veremos con el tiempo lo que tienen tales afirmaciones de boutade.

Alguna prevención tengo yo también, aunque no llego a tales extremos… Internet es un instrumento en principio neutro, como tantos otros, depende como se utilice será bueno o no. Lo que nadie puede negar es que es una herramienta de increíbles posibilidades. Eso sí habrá que adaptarse a ella, es decir aprender a utilizarla.

Eso de descentralizar la información y ponerla al alcance de un mayor número de personas y que la gente tenga la oportunidad de expresar públicamente ante audiencia tan potencialmente grande, no parece mala cosa. También es que las élites cercanas al poder y las económicas tienen un instrumento de primera para perpetuar sus privilegios.

Publicado por Ramon Martinez Girón

Hice Magisterio y soy monitor de educación ambiental. Me gusta la montaña, la etnografía, la literatura y el arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: